Amor

Por favor, recuerden siempre que esta es mi mirada. No es La Verdad. Sobre todo en este
tema puntual que es bien personal… por lo tanto, voy a tratar de expresar lingüísticamente lo
que para mí significa el Amor y seguramente queden afuera de este relato infinidad de aristas
que omití transcribir y que la finitud del lenguaje son incapaces de traducir en palabras…
Amarte a vos mismo es darte permiso a existir, es validarte cuando te pasa o cuando sentís
algo y hacer algo al respecto sin guardártelo • Amarte también es honrar tus compromisos y
ser fiel a tu palabra. Al no hacerlo, una parte de tu ser, de tu propia confianza, pierde poder •
Amarte es ser impecable con tus palabras, es tratarte bien, aceptarte como sos y volver a
elegir frente a las elecciones que tomaste que no te gustaron • Amarte es frenar una reacción
desmedida si estás acostumbrado a realizarla. Seguro que es tener tolerancia y paciencia
cuando alguien te cae mal • Amarte también es poner un límite vehementemente si no estás
acostumbrado a hacerlo y si estás acostumbrado, en tu caso el amor podría ser contener tu
reacción menos consciente • Amarte significa no exigirte ni pegarte cuando no cumplís con lo
que te proponés • Amarte significa esforzarte para traer al mundo tu mejor versión y dar tu
100% • Seguro que es elegir acompañar a tu marido/ mujer a algún programa que no te gusta
para darle prioridad al amor entre ambos • Amor es cuidar tu cuerpo, tu templo, el único que
tenés y vas a tener cuando envejezcas • Amarte significa también no juzgar tus emociones y
aceptarlas como son • Amor significa cuidar la Tierra, nuestra Madre • Amor significa
respetarte a vos y a los otros como si fueses vos. En general, esa falta de respeto hacia los
demás nace también de una falta de respeto hacia uno mismo. Querés respetar a los demás?
Empezá por respetarte a vos…• Amor significa sentirse parte de algo mucho más grande que
nos une • Amar significa no temer sabiendo que lo que pasa tiene un propósito de ser • Amor
es paciencia y tolerancia • Amor es aceptación y perdón • Amor es misericordia y compasión •
Amor es Servir a otros.
Estoy convencido que el Amor definitivamente es una elección consciente.
Cuanto más presente tenga la energía Amor como guía fundamental de mi vida, mi espacio de
posibilidades se amplia, al igual que mi corazón, para abrazar a todos y a todo.


Luciano Porzio

El EGO

EL EGO
El Ego tiene mala prensa.
Al tener mala prensa buscamos desprendernos de el.
No solo muchas hazañas se han logrado desde el ego sino también muchísimos actos muy
nobles…
La trampa del ego, desde mi mirada, radica en la respuesta a la siguiente pregunta bien
personal, una pregunta que solo debería ser contestada por uno mismo:
¿Que estoy buscando detrás de lo que hago?
Sin juicio alguno, si tu respuesta se acerca a una NECESIDAD de RECONOCIMIENTO
individual, tus acciones seguramente estén motivadas por tu ego.
Esto no es un problema en absoluto a pesar de que muchos lo vean de ese modo, sin
embargo, al estar mis acciones motivadas por mi ego la trampa que se esconde detrás de
esto es que logre lo que logre, alcance lo que alcance, obtenga el reconocimiento de uno o
de millones, nunca va a ser suficiente y de este modo siempre voy a estar supeditado a
sostener lo que logre hasta ahora o a seguir buscando mas reconocimiento.
Muchas personas viven de este modo, sin darse cuenta que:
NO EXISTE AMOR MAS GRANDE Y ABSOLUTO QUE EL AMOR GENUINO A UNO MISMO.
Mientras pretendas encontrar ese AMOR afuera lo único que vas a lograr es vivir una vida
llena de reconocimientos externos sin descubrir que el único y mas valioso reconocimiento
que verdaderamente necesitas es el tuyo hacia vos mismo.
Al comenzar este proceso de reconocimiento y de amor hacia vos mismo, te llenas de
adentro hacia afuera:
Tenes mas.
Necesitas menos.
Salís a brindarte.
Y obtenés mas.
Así funciona la ley natural de reciprocidad.
Vas a recibir lo que estés dando.
El ego nace del miedo. Al operar desde ahí, siempre vas a tener miedo.
El ser nace del amor. Al operar desde ahí, estas en completa consonancia con aquella
Energía Cósmica que Todo lo sostiene.Energía que te va a nutrir, a cuidar y a sostener, sobre todo en aquellos momentos en donde
veas oscuro.
Confiá.
Así funciona…
Luciano Porzio

100 consejos para el Protagonista de Cambio

Estos son 100 consejos para el Protagonista de Cambio. Tomen lo que les sirva, suelten lo que no y recuerden siempre que fueron escritos desde mi vivencia. Vivan ustedes su experiencia.
Si vas a leerlos, te recomiendo que bloquees 10 minutos (nada más que 10 minutos de los 960 que estás despierto) y los leas centrado, tranquilo…
Abrazo grande!
Luciano

1.- Creé en tu Luz.
2.- Lo que te propongas lo podés lograr.
3.- Aprendé a perdonarte.
4.- Aprendé a perdonar a otros, a pesar de que no te pidan perdón.
5.- No aceptes un NO como respuesta.
6.- Cuidá y queré a tu cuerpo. Es tu casa.
7.- Agradecé. Al hacerlo seguido vas a necesitar menos porque te vas a dar cuenta que tenés mucho.
8.- Si tu atención está puesta en lo que te falta, tengas lo que tengas, siempre te va a faltar.
9.- Aprendé a no juzgar. Lo que es “bueno” hoy puede no serlo mañana. Lo que es “malo” hoy puede ser la puerta a tu mayor tesoro.
10.- Sé humilde. Puede que no seas el dueño de la verdad.
11.- Aprendé a Escuchar. No tanto palabras sino las emociones. Ellas no mienten.
12.- No te quejes. No suma. Si lo hacés, involucrate con una propuesta. Eso va a hacer que te dejes de quejar.
13.- Perdoná y honrá a tus padres. Hicieron lo que pudieron. Igual que vos.
14.- Honrá a tus maestros.
15.- Honrá a tus amigos.
16.- No tomes los libros al pie de la letra, son experiencia de otros.
17.- Escribí tu libro, por más que no lo escribas. (no pienses tanto esto)
18.- Experimentá en tu vida el aprendizaje teórico de los libros. Dejá de especular racionalmente. Ya leíste todo lo que necesitás leer.
19.- Para darte cuenta de lo que sos capaz de lograr necesitás sí o sí “algo” que te ayude.
20.- Ese “algo” es lo que te está pasando exactamente en este momento. Cuando tu valentía sea mayor a tu temor vas a pertenecer al 5% de la humanidad que se anima a ser líder. El otro 95% sigue especulando.
21.- Necesitás ese temor para crecer. Sin él, ¿cómo podés comprobar cuán lejos podés llegar?
22.- Sé compasivo con vos mismo. Si fallaste, aprendé y volvé a elegir. Vas a tener muchas más oportunidades de experimentar aquello que todavía no aprendiste.
23.- Nunca te creas que llegaste. En ese momento vas a volver a empezar.
24.- Hacé de tu Vida algo que valga la pena ser vivida mil veces más.
25.- Llamate a brillar. Declaralo. No importa que no sepas como. Lo más importante ahora es tu voluntad y tu decisión de ir para ese lado. La Vida te va a mostrar como.
26.- Cree en tus dones. Muchos de los que tenés quizás ni creas que lo son. Ese es el fruto que trajiste para brindarle al mundo.
27.- No importa la cantidad de veces que te pierdas. Lo que verdaderamente importa es la capacidad que tengas para Recordar el camino de vuelta a tu “hogar”.
28.- Para “volver” create un hábito, un atajo. Algo que te ayude a recordar. Porque te vas a olvidar, inminentemente.
29.- No delegues tu éxito y tu propio valor en los resultados que consigas. Si hacés eso, tu valor va a depender de esos resultados que alcances. Creá tu éxito en base a la cantidad de veces que te levantes y persistas cuando no se den esos resultados.
30.- Para conocer tu luz, tenés que pasar por tu oscuridad. Sino no podés darte cuenta… que sos Luz. Que venís a brillar.
40.- Tu cuerpo es un equipo de un trillón de células inteligentes operando en completa cooperación y sinergia. Pura magia. Inteligencia Cósmica. Recordalo.
41.- De nada sirve que niegues tu propia luz para que otros no te juzguen como pedante o engreído o para habitar la “falsa humildad”. Tu Luz despierta la Luz de otros.
42.- Sos la misma Vida que toma conciencia de la Vida. Una liebre no se da cuenta de esto. Vos sí. Tenés un plus frente al resto de la Creación. No para verte superior, por el contrario, para honrarla y recordarle a otros quienes verdaderamente son.
43.- Amá la Tierra y todo lo que habita en ella. Cuidala como lo más preciado que tenés.
44.- Amá al Sol. Somos su Energía.
45.- Honrá y agradecé los alimentos, son fuente directa e indirecta de esa luz solar.
46.- Antes de terminar una relación, no dejes de aprender que te viene a mostrar esa persona de la cual te querés desprender. Si no aprendés, vas a volver a repetir…
47.- Inspirate por tus modelos. Estén vivos o no. Rescatá sus mejores cualidades. No los endioses. Ellos también tienen defectos. Crea tu propia canción.
48.- Saná tu pasado. Por más duro que haya sido. Animate a enfrentarlo. Quizás muchos de los sufrimientos que vivís hoy es producto de eso. Usá el Perdón como herramienta de sanación.
49.- Animate a soñar. Nadie puede ni pudo decirte lo que sos capaz o no de lograr. Si te lo creíste, quizás sea el momento de empezar a creer. En el mago que habita en vos.
50.- Tu Vida va a estar determinada por lo que te creas que sos. Si te ves uno más. Vas a hacer cosas que hacen la “mayoría”. Si te ves único (cómo lo sos). Vas a hacer cosas únicas. Empezá reconstruyendo la historia que te contás de vos mismo.
51.- Vos venís de una eyaculación, la de tu padre. En ella había más de 40 millones (!!!!) de espermatozoides. Cada uno portando el adn para una vida distinta a la tuya. Vos fuiste el que ganó esa carrera. ¿Creés que es casualidad?
52.- Que hayas llegado hasta acá es producto de una inmensa cantidad de sincronicidades. Si uno de tus padres, abuelos, bisabuelos hubieran perdido alguno de los cientos de colectivos que se tomaron quizás vos no existas. Nada en esta vida pasa por casualidad. Tu Vida no es casualidad. Tu Vida es un regalo. Al mundo.
53.- Darle un sentido sublime a tu Vida depende de lo que te creas que sos capaz de lograr.
54.- Y de tu valentía. Quizás implique hacerte cargo de una conversación que te da mucho miedo enfrentar. Quedarse anclado en el puerto puede ser seguro pero también el caldo de cultivo para una vida sin alma, muerto en vida.
55.- Animate a decir No. El costo de no hacerlo es alto y afecta tu dignidad. Al mismo tiempo tus si´s van a tener más fuerza.
56.- Animate a decir No Sé. Solo en ese momento podés aprender algo nuevo o distinto.
57.- Viví con la mochila liviana. No te llenes de cosas que no te puedas desprender.
58.- No te cargues la felicidad de los demás a tus hombros. Hacete cargo de ser felíz vos y transmitirle tu felicidad a los demás.
59.- Bailá.
60.- Si estás triste, viví tu tristeza. Llorá. Que nadie te impida esto.
61.- Si tenés envidia, no te juzgues ni te pegues. Quizás lo que te venga a mostrar esa envidia es que te ves menos que aquel que envidias por aquello que tiene y vos no.
62.- Tu ser no vale por lo que tiene. Vos valés independientemente a lo que tengas. (N.d.a.: háganme acordar de esto que es lo que más me cuesta recordar! Por favor!)
63.- No tengas miedo. Es una creación mental. El miedo en sí no existe, es una creación de tu cabeza. De todos los caminos posibles que existen vos elegís contarte el peor.
64.- Confiá en la Vida.
65.- Enfrentá tus miedos. El primer paso es Aceptando que eso puede pasar. En ese momento el miedo te va a dejar de tener cautivo.
66.- Al vivir con miedo estás haciendo real todos los días en tu cuerpo aquello que todavía no sucedió. Si tu atención está puesta ahí lo estás atrayendo a tu vida. Y se termina transformando en la profecía autocumplida. Empezá desafiando aquellos miedos más leves dejando para el final los más profundos.
67.- No tengas celos. Esa persona que crees que es tuya. No es tuya. Cuanto más te desapegues más cerca la vas a tener.
68.- Cada ser humano, cada alma, tiene su propio tránsito. Si buscás cambiar a alguien, preguntate porqué. Quizás algo tengas que aprender ahí.
69.- Aprendé a callar tu mente.
70.- Cuando lo hagas, sumergite en un bosque a escuchar. Quizás la Vida tenga un mensaje ahí para vos.
71.- No expliques tanto. Hay cosas que es preferible dejarlas en el espacio de lo no explicativo. Para determinadas situaciones, el lenguaje no alcanza…
72.- Hacé deporte y si no tenés ganas, salí a caminar. Tu cuerpo existe para moverlo. Sino se oxida.
73.- Aprendé a escuchar tus emociones. Es el atajo al alma. Ellas te muestran donde verdaderamente estás.
74.- Si tus emociones a diario son destructivas (rabia, ansiedad, angustia, miedo), por ahí no es.
75.- Aprendé a pedir ayuda con humildad.
76.- La Vida está para difrutarla al máximo. Si no lo estás haciendo es producto de tus creencias. Animate a enfrentarlas. Cuando lo hagas vas a estar más liviano. Y si creas nuevas creencias tu vida va a cambiar para siempre… quizás hasta cambies de profesión.
77.- Ya se los dije pero vale la pena repetirlo: No temas.
78.- Animate a creer un mundo mejor.
79.- Animate a crear un mundo mejor.
80.- Ya somos muchos y cada vez más. Enseñale a tus hijos, sobrinos, amigos… no con palabras sino con el ejemplo.
81.- Levantá algún papel de la calle, por más que no sea tuyo.
82.- Si tu corazón se enfrió e hizo que te alejes de los demás producto de vivir en la ciudad, poné toda tu atención en dar: reconocimiento, cariño, ternura. Un mail de reconocimiento a algún amigo, familiar o empleado. Un abrazo. Una demostración de cuán importante es esa persona para vos.
83.- Aquello que estés anhelando, empezá a darlo.
84.- Lo que estás recibiendo del mundo y de los demás es producto de lo que estás brindando.
85.- No te enojes con el mundo. Observá. Tomá registro y con mucha humildad, transfórmate en protagonista de tu propio cambio. Dá aquello que carezcas. La Vida va a obrar en consecuencia.
86.- No critiques ni compitas con aquellos que trabajan para la paz. Defendelos como si fuesen tus hermanos, de hecho, lo son. Ayudalos en su servicio.
87.- Rodeate de personas que vivan en el mundo emocional que anhelás para tu vida. Si tenés que sostener una relación que despierta tu peor versión, encontrá los espacios y las personas que te nutran y te sostengan. Encontrá tu tribu.
88.- Honrá tu religión. En ella hay mucha sabiduría. No tomés todo lo que te dicen los representantes de esa relñigión al pie de la letra, acordate que son seres humanos y que al transmitirte lo que ellos aprendieron aparece su propia experiencia en esos aprendizajes transmitidos. Encontrá algún maestro que te sepa escuchar con humildad dentro de ella.
89.- Llevá a la práctica las enseñanzas. Pasalas por el filtro de tu propia experiencia. No creas en la teoría sin experimentar.
90.- Recordá que no estás separado del resto de Todo.
91.- Es fácil olvidarse de esto. No existe tal separación. Somos Uno con Todo.
92.- Empezá a experimentar la Energía Amor. Amor principalmente por vos mismo, por el Ser Inmenso que habita en vos. Cuando lo asimiles te vas a dar cuenta que esa misma Divinidad habita en todos.
93.- Dado que somos Uno, lo que estés dando te lo estás dando a vos.
94.- No busques “mentalmente” ser bueno. Permití que esa bondad brote de la conciencia de Amor que construiste en vos.
95.- Separá aquello que te separa de ese Amor que Ya Sos.
96.- Usá la misericordia como instrumento de Amor. Sé Cordial (pasalo por el corazón) con tus miserias y la de los demás, que son las tuyas.
97.- Disfrutá mucho el Camino. Crea tu Cielo en la Tierra.
98.- Sos una gota del Océano. Este océano no sería el mismo sin tu gota. (gracias Teresa de Calcuta!)
99.- Ama con toda tu alma y experimentá la Gloria Divina de estar verdaderamente Vivo.
100.- Amá al Creador, a la Fuente, a la Energía Cósmica, al Arquetipo Uno, al Padre, a Dios más que a nada en el mundo. De esa Fuente venimos y hacia esa Fuente Divina vamos.

Gracias!!

Al final todo termina siendo un tema de confianza, en mí mismo…

¿Qué es lo que verdaderamente quiero?
Esta pregunta suele aterrarnos o mejor dicho, la respuesta a esta pregunta es lo que nos aterra…
Lo que más miedo nos da es encarar seria y comprometidamente, el camino hacia esa respuesta, hacia ese sueño…
¿Quién soy yo para no poder alcanzarlo? ¿Quién sos vos para no poder alcanzarlo?
La pregunta la acortaría un poco más…
¿quién soy (verdaderamente) yo?
Si la historia que me cuento sobre la persona que soy relata un ser tibio, incapaz, limitado, no merecedor e insuficiente quiere decir que tu foco y tu atención está puesta en todo lo que te FALTA.
Desde esta FORMA DE SER, alcances lo que alcances, SIEMPRE te va a faltar.
No vas a tener suficiente, no vas a hacer suficiente pero sobre todo, el ser humano que vas a estar siendo, va a ser insuficiente.
Vivir la vida desde un lugar de “NUNCA ALCANZA QUIEN SOY”, desde mi forma de verlo, es una vida condenada al sufrimiento y al fracaso.
Hoy mismo. Ahora mismo. Podés cambiar esto.
Siempre y cuando lo intenciones con todo tu poder y tus ganas de generar un cambio en tu vida.
No importa quién fuiste hasta ahora.
No importa las historias que te contaste o te contaron y te creíste, sobre la persona que sos.
El cambio más profundo y sostenible en el tiempo no es externo.
Elegí con toda tu voluntad, empezar a construir una historia de vos mismo que pondere e incluya el inmenso ser humano que ya sos.
Dejá de verte “fallado”, dejá de contarte que “no podés”…!
¿Quién sos vos para no poder!!??
Tu esencia es increíble. Observá tu cuerpo… sí, así como es… simplemente observalo pero esta vez, sin juzgarte…
Observá la increíble sinergia de trillones de células operando en completa armonía y cooperación.
Podés darte cuenta que tu propia vida YA ES PURA MAGIA.
¿Sabés qué es lo que te aleja del mago, de ese ser único e irrepetible que sos?
Lo que aprendiste.
Aprendiste a buscar afuera.
Aprendiste a no creer en vos.
Aprendiste a compararte con otros y verte menos e insuficiente.
Aprendiste a buscar la aprobación externa en lugar de encontrar el amor dentro tuyo.
Aprendiste a ser muy duro con vos mismo y por ende a no permitirte fallar, a no perdonarte.
Aprendiste a agradar a los demás en lugar de agradarte a vos mismo y pusiste a “todos ellos” por encima tuyo.
Aprendiste a ser “adecuado”, seguir al rebaño y guardarte tus dones y talentos.
Aprendiste que esos talentos no sirven tanto “nadie los valora” …
(¿Cómo los va a valorar alguien “afuera” si vos mismo no los valorás? ¿Cómo pretendés que ahí afuera te respeten si vos mismo no lo estás haciendo con vos mismo?)
Te invito, en este momento, a que dejes de poner tu atención en todo lo que te falta como ser humano.
El mundo está deseoso de tu increíble ser. Lo reclama a gritos.
Escuchá, en este momento, acá y ahora, el inmenso llamado que te está haciendo tu propio corazón… permití que tú corazón empiece a guiar tu vida.
Así vas a encontrar tu propio tesoro.

“Sé” el cambio que quieras ver….

Luciano

La Aceptación

“Acepta lo que es.”

En muchas conversaciones de coaching encuentro seres humanos tomados emocionalmente por la bronca, la angustia, el miedo o la tristeza a raíz de sus propias cárceles mentales.

Si nos detenemos a reflexionar, vamos a encontrar que una inmensa cuota del sufrimiento humano proviene de una ELECCIÓN no tomada y esta elección es simplemente ACEPTAR lo que ES o puede llegar a SER.

Esto es bien simple de decir y, muchas veces, muy difícil de llevar a cabo.

En nuestro modelo mental vivimos la vida creyendo que podemos controlarlo todo, inclusive lo que fácticamente no tiene ningún tipo de control humano, como por ejemplo, pretender que hechos que ocurrieron en el pasado no hayan ocurrido o pretender que una determinada persona no haya dicho lo que ya dijo o negar la posibilidad fáctica de que ocurra algo concreto, por ejemplo, la muerte o una determinada enfermedad.

Estas “cárceles mentales” aparecen recurrentemente en las conversaciones de Coaching y muchas veces, lo que más le cuesta al ser humano es ACEPTAR que lo que ES o lo que puede SER simplemente SEA, es decir, luchamos, negamos, nos oponemos a la facticidad de la vida, porque el solo hecho de ACEPTARLO significaría reconocer mi falta de control frente a todo y por ende mi vulnerabilidad y mi pequeñez frente a la inmensidad de esa vida.

Nos da miedo, mucho miedo, como si al ACEPTAR estuviese habilitando la posibilidad a que eso pase y al NO HACERLO seguir creyendo que sigo teniendo el control sobre algo que no lo tengo ni lo voy a tener NUNCA.

Negar la ACEPTACIÓN (no aceptar) es vivir en la Ilusión, en la NO-REALIDAD, es decirle a la vida o al universo que eso que hizo o eso que puede pasar no puede pasar porque no me gusta o no estoy de acuerdo, es como seguir viviendo en una inmadurez evolutiva luchando contra las facticidades de la vida.

Aceptar no es estar de acuerdo con lo que pasó ni que te guste. Tampoco significa quedarme de brazos cruzados y no hacer nada. Aceptar NO ES Resignarme.

En el acto de ACEPTACION lo que hago es generar un cambio en mi propio mundo emocional y, dado que las emociones son predisposición a actuar, en mis propias acciones en la vida.

Desde la energía “miedo” a que me roben yo ya estoy generando en mi cuerpo la misma reacción química como si me estuviesen robando pero de manera constante, me inquieto, me preocupo, no la paso bien, desconfío, me altero…

Aceptar no quiere decir que te guste que te roben sino darle la libertad a la vida a que pase lo que pueda pasar, más allá de tu control y tu pre-ocupación.

Aceptar significa también permitir que lo que pasó haya pasado y dejar de pelearte con este HECHO. Seguir haciéndolo es como pretender mover una pared de concreto con tus PROPIAS manos.

“No puedo aceptar la muerte de mi marido.”
“No puedo aceptar que mi hijo esté enfermo.”
“No puedo creer que me hayan despedido.”
“No puedo creer que me haya traicionado de esa manera.”
“No puedo creer que me haya dicho eso.”
“No tolero la forma de ser de mi hermana.”
“No me banco a mi jefe.”
“No me pueden violar!”
“No me puedo enfermar”
“No me puedo morir”
“No se pueden morir mis hijos”
“No deberías haber dicho eso…”
“Tendrías que haber sido más inteligente.”

Mi capacidad para reconocer los HECHOS INMODIFICABLES de la vida y ACEPTARLOS como verdaderamente son, hará que yo mismo y a quienes yo esté sirviendo, se muevan del rol de VICTIMA a ser PROTAGONISTA del cambio que quieran ver.

Cuanto más rápida sea esta aceptación menor será el sufrimiento que me genere y más rápido podré ir a la acción en lugar de quedarme en la impotencia e impasividad.

Algunas preguntas que pueden servir para conversar sobre esto en Coaching:
¿A qué te estás resistiendo?
¿Qué estás negando?
¿Existe alguna manera de cambiar lo que pasó?
¿Qué es aquello que te cuesta aceptar?
¿Qué es la ACEPTACIÓN para vos? O ¿qué significa aceptar para vos?
¿Qué estás esperando para ACEPTAR aquello que ya ES o ya pasó o puede pasar?
¿Cuánto tiempo más vas a seguir en ese lugar?
¿Qué esperás que ocurra para moverte de ahí?
¿Qué te llevó a tomar esa decisión en ese momento?
¿Tenías forma de saber de antemano el resultado consecuente a esa decisión?

Abrazo grande!

Luciano