El EGO

EL EGO
El Ego tiene mala prensa.
Al tener mala prensa buscamos desprendernos de el.
No solo muchas hazañas se han logrado desde el ego sino también muchísimos actos muy
nobles…
La trampa del ego, desde mi mirada, radica en la respuesta a la siguiente pregunta bien
personal, una pregunta que solo debería ser contestada por uno mismo:
¿Que estoy buscando detrás de lo que hago?
Sin juicio alguno, si tu respuesta se acerca a una NECESIDAD de RECONOCIMIENTO
individual, tus acciones seguramente estén motivadas por tu ego.
Esto no es un problema en absoluto a pesar de que muchos lo vean de ese modo, sin
embargo, al estar mis acciones motivadas por mi ego la trampa que se esconde detrás de
esto es que logre lo que logre, alcance lo que alcance, obtenga el reconocimiento de uno o
de millones, nunca va a ser suficiente y de este modo siempre voy a estar supeditado a
sostener lo que logre hasta ahora o a seguir buscando mas reconocimiento.
Muchas personas viven de este modo, sin darse cuenta que:
NO EXISTE AMOR MAS GRANDE Y ABSOLUTO QUE EL AMOR GENUINO A UNO MISMO.
Mientras pretendas encontrar ese AMOR afuera lo único que vas a lograr es vivir una vida
llena de reconocimientos externos sin descubrir que el único y mas valioso reconocimiento
que verdaderamente necesitas es el tuyo hacia vos mismo.
Al comenzar este proceso de reconocimiento y de amor hacia vos mismo, te llenas de
adentro hacia afuera:
Tenes mas.
Necesitas menos.
Salís a brindarte.
Y obtenés mas.
Así funciona la ley natural de reciprocidad.
Vas a recibir lo que estés dando.
El ego nace del miedo. Al operar desde ahí, siempre vas a tener miedo.
El ser nace del amor. Al operar desde ahí, estas en completa consonancia con aquella
Energía Cósmica que Todo lo sostiene.Energía que te va a nutrir, a cuidar y a sostener, sobre todo en aquellos momentos en donde
veas oscuro.
Confiá.
Así funciona…
Luciano Porzio